El deseo de los tiempos

IMG_7923
Fuente propia. Abuelo y nieto. Parque de la Fontsanta-Sant Joan Despí

Cuántas veces habremos deseado crecer, y cuántas otras, volver a ser pequeños. Y qué poco se aprecian esas conversaciones de un día cualquiera, en el banco de un parque, con alguien especial. Cuando, a veces, no se necesita nada más.

El cariño de un abuelo, la simpatía de un nieto. Los recuerdos de una persona mayor que abre su corazón ante el familiar más pequeño. Aunque no pueda entenderlo todo. Aunque desconozca su pasado y su vida al completo.

Mírales. Son felices. Creo que no querrían marcharse nunca de ese banco. Son esos pequeños detalles los que marcan la diferencia, los que hacen que el tiempo que vivimos merezca la pena. Porque somos el tiempo que nos queda. Porque todos, un día fuimos ese niño pequeño deseando ser mayor, con ilusiones, sueños, esperanzas y metas.

Y porque algún día seremos ese abuelo abrazando a nuestro nieto. O quizá no. Quizá no aprovechamos bien el tiempo que nos queda. Quizá morimos jóvenes. O lo que es peor, morimos viejos sin haber vivido lo suficiente.

El deseo de los tiempos

GRUPO 3: Patricia Logroño, Belén Mena, David Planas

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s